¡Ay, la educación española…!

En estos últimos días vuelve a hablarse en todos los medios del último informe PISA, un estudio internacional que evalúa y compara tres áreas del conocimiento entre alumnos de 57 países. España ocupa el lugar 31 en una lista que un año más domina Finlandia. Pero lo peor de todo es que, según este estudio, la educación española está peor hoy que hace tres años y además el nivel cae de forma muy notable en comprensión lectora y se mantiene en matemáticas y ciencias, que ya era bajo.

La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, ha comentado hoy que las dificultades del sistema educativo están en otro lugar: “El problema está en la lectura”, ha afirmado. “La lectura es un problema que merece toda nuestra atención”. Y recordó que la Ley Orgánica de Educación (LOE) ya había previsto esta complicación. “La ley establece periodos mínimos de lectura de 30 minutos al día”. Sin embargo, defiende que la educación es tarea de todos: “La mejora del sistema educativo debe convertirse en un objetivo del conjunto de la sociedad en el que deben volcarse los educadores, pero también familias e instituciones”.

Especialmente interesante me parece algo que he leído hoy en la edición impresa del diario ADN y que está firmado por José Antonio Marina:

“El informe PISA nos ha vuelto a suspender en educación. Un suspenso alto, pero suspenso al fin y al cabo. Es verdad que el informe no valora problemas serios que hemos tenido, como la escolarización de inmigrantes, que estamos resolviendo bastante bien. De las malas noticias, la que más me preocupa es que hemos descendido en comprensión lectora. Nuestros alumnos leen poco y, además, no entienden lo que leen. Y eso hace fracasar cualquier aprendizaje.

Pero no voy a quejarme ni a enarbolar el hacha de guerra. Prefiero proponer soluciones. Hace falta dedicar más dinero a educación y gestionar mejor el que gastamos. Necesitamos prestigiar la escuela y a sus profesionales. Además, hay que subir el nivel de exigencia, aunque eso exija un esfuerzo extra para que no se descuelguen muchos alumnos. Por último, es imprescindible que familias y escuela colaboren. Los padres no pueden educar sin la escuela y la escuela no puede educar sin los padres. Un proverbio africano nos da la solución definitiva: “Para educar a un niño, hace falta la tribu entera”. ¿Te animas a colaborar? Contacta con nosotros”.

_________________________________________________________________

Anuncios

0 Responses to “¡Ay, la educación española…!”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: